Busca tu pregunta o consulta AQUI

viernes, marzo 21, 2014

Inmobiliaria San Jose : La ultima promotora ejecutada por la banca

 Tal como se anticipo en las noticias inmobiliarias de España de Inmobiliaria Barreras , el 2014 sera el año en que la banca española termine con las promotoras inmobiliarias tecnicamente quebradas, es decir, aquellas cuyas deudas con los bancos es mayor que el valor de sus activos inmobiliarios.

   Inmobiliaria San Jose es la ultima, de momento en ser ejecutada por el banco Popular y Novagalicia segun una noticia de ultima hora de hoy que publica el diario digital El Confidencial titulada Popular y Novagalicia ejecutan la deuda de San Jose y se quedan con su inmobiliaria .

           
Promotoras inmobiliarias ejecutadas por bancos en España en consultasinmobiliarias.blogspot.com


El ladrillo se le sigue atragantando a la banca en forma de miles de millones.Grupo San José ultima un acuerdo con sus principales acreedores para que las entidades financieras que le dieron un crédito en 2009 por 2.000 millones se queden con los activos inmobiliarios mediante la dación en pago, un canje de deuda por capital que permitirá a la compañía gallega mantener a salvo la constructora ante la imposibilidad de hacer frente a sus obligaciones financieras en abril.
Según han explicado fuentes próximas a las negociaciones, la operación consiste en segregar San José en dos divisiones: la de promoción inmobiliaria y suelo, y la de construcción. La primera es la que ha lastrado las cuentas del grupo, que lleva más de seis años consecutivos de pérdidas, mientras que la segunda, pese a haber sufrido el brusco descenso de la obra pública en España, es la que mejor salud atesora.
El principio de acuerdo que ha alcanzado Jacinto Rey, dueño de la mayoría de capital de San José, con el comité negociador de la banca (steering committee, en la jerga financiera) supone traspasar la actividad de promoción de viviendas a los acreedores, que canjearían hasta 1.600 millones de euros de deuda por las acciones de la filial. Por otra parte, el empresario gallego se quedaría con la constructora, que nacería con un pasivo de 300 millones, más otros 300 que le concedería la banca en nuevas líneas de financiación.
Entre los principales acreedores de Grupo San José están Banco Popular, al que adeuda 475 millones; Novagalia, con un pellizco de 330 millones; Banco Santander (260); Barclays (186) y BBVA, con 130 millones a cobrar. Por debajo de los 100 millones se encuentran entidades como CaixaBank, Banco Sabadell, Catalunya Banc, Caixa Geral, Unicaja, Eurohypo, Ceiss, Caja3 y Kutxa.
     El acuerdo también implica al Estado español, que pasará asimismo a ser accionista de San José Inmobiliaria. Porque la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb) tiene una posición acreedora de 186 millones de euros con la compañía gallega, un préstamo que ya recibió como impagado de un banco nacionalizado y que ahora se ve obligada a canjearlo por capital. Los responsables del conocido como banco malo también están en el citado steering committee.
La solución es similar a la que ha puesto en marcha Sacyr con Vallehermoso. La constructora ha conseguido que los bancos a los que le debía algo más de 1.300 millones de euros con vencimiento en 2014 se hayan quedado con promociones o suelo de su inmobiliaria por cerca de la mitad del importe a pagar. La otra mitad está igualmente en manos de la Sareb, que de momento se resiste a entrar en la operación.  El banco malo ya tuvo que encajar 440 millones procedentes del pasivo de Realia, que a finales del año pasado colocó a Fortress.
La división de construcción de San José facturó 427 millones de euros en 2013, un 14% menos que en ejercicio anterior, una caída que se explica por la menor contratación de obra en España y por problemas en Chile. El ebitda bajó un 63%, hasta los 11 millones, mientras que el beneficio bruto se redujo a apenas 2,8 millones, un 88,3% menos. Por su parte, la inmobiliaria tuvo una cifra de negocio de 85 millones, con un retroceso del 6,4%, y perdió 209 millones, un 24% más.
San José tiene que hacer frente a un pago de 139,14 millones correspondiente a la cuota de 2014 y a la de 2013 que ya no pudo amortizar hace doce meses. Su situación es tan complicada que en enero ya dejó de atender el abono de 6,4 millones de euros en intereses.  La siguiente y última amortización del crédito de 2009 asciende a 1.181,4 millones y vence en 2015. La deuda se completa hasta los 2.400 millones con varias líneas de descuento comercial y financiero (244 millones), tramos de confirming por 105 millones, avales para obras (510 millones) y otras líneas de liquidez por 222 millones.

    Si quiere puede ver aqui  ofertas de pisos embargados de bancos y comprobar como han bajado de precio en los primeros meses de 2014 .
Publicar un comentario