Busca tu pregunta o consulta AQUI

lunes, agosto 22, 2011

Vivienda : La bajada de Iva de las viviendas favorece solo a los bancos




La bajada del Iva de la vivienda de obra nueva no es una medida para ayudar a reactivar el mercado inmobiliario, sino una ayuda encubierta a los bancos, los verdaderos propietarios de casi todas las viviendas de obra nueva que existen en España.

La verdadera motivacion de la bajada del iva no es por lo tanto ayudar al sector inmobiliario, sino a la banca, esto es obvio si analizamos minimamente la situacion del mercado inmobiliario en España.

Por un lado, los bancos no solo tienen en sus carteras el mayor numero de viviendas de obra nueva que hay en stock, sino que en realidad ademas son los verdaderos propietarios de las promociones de obra nueva de las pocas promotoras que han quedado en pie tras el paso del huracan inmobiliario. Aunque las viviendas de obra nueva pertenezcan nominalmente a las empresas promotoras todos sabemos que estas promotoras deben a los bancos mas dinero del que valen sus viviendas y si los bancos no han ejecutado las hipotecas es por que acumularian casi el 100 % de la vivienda de obra nueva en sus balances y eso no les conviene en este momento en que no disponen de la liquidez suficiente.

Es evidente que la bajada del iva de la vivienda de obra nueva no afecta en nada a los particulares que quieren vender sus casas de segunda mano, ya que estas no tributan iva, sino impuesto de transimisiones patrimoniales, impuesto que no se reduce.

Podriamos decir que el gobierno vuelve a estafar a los ciudadanos para ayudar a los bancos, en su dia se les financio con dinero publico con la excusa de que volveria el credito a empresas y familias, cosa que no sucedio por que los bancos utilizaron nuestro dinero en autofinanciar sus agujeros y en permitirse el lujo de no bajar los precios de su stock de vivienda.

Ahora se baja el iva a la vivienda de obra nueva, que como hemos dicho esta en manos de los bancos, esta claro que el objetivo no es ayudar a los promotores que nada pueden hacer sin la financiacion de los bancos, sino que es una medida desesperada para que una vez mas con el dinero del ciudadano los bancos puedan alargar su aginica tenencia de ladrillos en sus balances.

Si realmente se hubiera querido ayudar a las familias y empresas promotoras las medidas serian bajar el impuesto de transmisiones patrimoniales que grava la venta de las viviendas de segunda mano y / o bajar el iva para las viviendas de obra nueva, pero no para las ya construidas sino para las que se construyeran a partir de la fecha de entrada en vigor de la medida.

La desgravacion por compra de vivienda tambien seria un incentivo a la venta tanto de viviendas de obra nueva como de segunda mano.

Al margen de que sea discutible la conveniencia de ayudar a un mercado inmobiliario que no hace sino pagar los excesos de años anteriores mediante un necesario ajuste de precios a la realidad economica, no cabe duda de que ayudar a los bancos a mantener los precios de su vivienda en stock es una medida claramente antisocial por dos razones :

1.- por que mientras a los bancos, los mayores culpables de la crisis inmobiliaria y financiera, se les ayuda con dinero publico mediante prestamos y ahora mediante una reduccion de impuestos, a los particulares y empresas se les suben los impuestos, no olvidemos que el dinero de los impuestos financia los gastos del estado y que si los bancos pagan menos impuestos otros tendran que cubrir ese deficit, SI, lo han adivinado, esos "otros" seremos los trabajadores, los autonomos y las pequeñas empresas.

2.- por que ayudar a los bancos bajandoles impuestos en la venta de sus viviendas ayuda a que puedan aguantar mas el stock de viviendas en precios absolutamente inasumibles para la mayoria de la poblacion, lo que no es mas que una intervencion estatal en un mercado supuestamente libre, el mercado inmobiliario, que deberia regularse como cualquier otro mercado por la ley de la oferta y la demanda y si acaso por medidas de tipo social que favorezcan el acceso a la vivienda a todos los estractos sociales de la poblacion, pero jamas deberian aplicarse ayudas a la banca por que precisamente es una medida sumamente antisocial ya que les permite aguantar mas tiempo precios que la poblacion no puede pagar.

Por desgracia para los bancos la bajada al 4 % del iva en las viviendas de obra nueva no es ni mucho menos suficiente para equlibrar los precios del mercado inmobiliario a la realidad y tendran que aumir perdidas antes o despues.

Por desgracia para todos los demas el que los bancos puedan alargar su agonia retrasa la solucion del problema del mercado inmobiliario español por que esta claro que hasta que consigan eliminar su stock van a aguantar los precios irreales e impedir el normal funcionamiento del mercado inmobiliario.

Pensemos que el precio del suelo ha bajado mas de un 50 % desde maximos y los precios de la mano de obra en la construccion tambien, de modo que si hubiera financiacion podrian entrar al mercado inmobiliario nuevos promotores que podrian permitirse el lujo de vender viviendas de obra nueva a mitad de precio de las contruidas durante el boom inmobiliario, lo que no solo favoreceria a las empresas promotoras sino a la ciudadania que podria comprar a mitad de precio sin necesidad de ayuda fiscal alguna.

En resumen, que el gobierno en su afan de proteger los intereses de la banca impide, o como minimo retrasa, la recuperacion del mercado inmobiliario que ha de pasar necesariamente por una reduccion drastica de los precios de viviendas de obra nueva.

Solo falta que nos obliguen por ley a comprar pisos de bancos so pena de subirnos mas los impuestos o que prohiban la venta de pisos de particulares hasta que los bancos consigan vender su stock a precios irreales.
Publicar un comentario