Busca tu pregunta o consulta AQUI

domingo, marzo 29, 2009

Agencias inmobiliarias privadas e inmobiliarias publicas

El diario el mundo publica una noticia inmobiliaria titulada las agencias inmobiliarias luchan contra la competencia del estado, en las que entrevistan al presidente de la Apei, Oscar Martínez Solozábal, que se queja de que otros sectores se habla de una destrucción similar de puestos de trabajo y cae como una bomba, pero en el nuestro, la crisis está pasando inadvertida.

Añade en sus declaraciones al diario El Mundo afirmaciones como estas :

"Reconoce que el sector creció, quizás artificialmente, al calor del boom, y que muchas de esas empresas estaban abocadas a morir.

Sin embargo, recalca también que las que han permanecido están sobreviviendo «a duras penas», debido sobre todo a la competencia desleal que, a su juicio, ejercen las administraciones públicas.

Los Ayuntamientos y las Comunidades Autónomas, explica Martínez, han creado sus propias agencias inmobiliarias que ejercen «una competencia desleal» sobre las privadas. Según la Apei, todas estas agencias públicas, puestas en marcha sobre todo por ayuntamientos en toda España, ofrecen a los potenciales clientes descuentos en impuestos como el IBI, y otras ofertas inmobiliarias , que las agencias privadas no pueden igualar. «Es una competencia bestial, no podemos estar a la misma altura», se lamenta Martínez. «Nos quitan los escasos clientes que hay ahora».

Por ello, la Apei denunciará a todos los ayuntamientos y comunidades autónomas que tengan agencias públicas ante la Comisión Nacional de la Competencia. «No queremos que quiten las ayudas públicas que dan a los clientes, sino que nos permitan ofrecerlas también a nosotros», explica Martínez. La Apei quiere que esas oficinas de alquiler creadas por los Gobiernos con dinero público estén gestionadas por profesionales privados. «Si no, es imposible que sobrevivamos todos», denuncia.

La competencia que ejercen estas agencias públicas se puede comprobar no sólo en las sociedades creadas por los Ayuntamientos, sino en la propia Sociedad Pública de Alquiler (SPA), perteneciente al Ministerio de la Vivienda . El inquilino que alquila a través de la SPA sale muy beneficiado en términos de renta, ya que paga mucho menos de lo que tendría que desembolsar en el mercado.Según los datos de la SPA, la renta media abonada actualmente es de 574 euros mensuales, un 11,8% menos."

Desde nuestro punto de vista no son mas que excusas para justificar el fracaso de un asalto en toda regla al negocio de las agencias inmobiliarias durante los tiempos del boom inmobiliario, pero que hoy en dia es insostenible por muchas razones que mas adelante explicaremos y fruto directo de sus primeras declaraciones donde reconoce que "el sector creció, quizás artificialmente, al calor del boom, y que muchas de esas empresas estaban abocadas a morir".

El presidente de la Asociación Profesional de Expertos Inmobiliarios parece no ser consciente que buena parte de la culpa de que nacieran al calor del boom miles de inmobiliarias abocadas a morir la tiene precisamente su asociacion y otras muchas muchas que nacieron gracias a la eliminacion del titulo de agente de la propiedad inmobiliaria como titulo oficial y unico para poder ejercer la profesion y abrir una agencia inmobiliaria.
Esta y otras asociaciones, aprovechando la nueva normativa que permitia a un perfecto analfabeto abrir su propia inmobiliaria , crearon una pantomima imitando el antiguo sistema de acceso a la profesion de agente de la propiedad inmobiliaria, pero sin el control del ministerio de vivienda mediante oposiciones para calibrar la capacitacion de los aspirantes.

La consecuencia de la liberalizacion y la ausencia total de requisitos para abrir una agencia inmobiliaria no solo fue un aumento exponencial del numero de agencias inmobiliarias en España , sino que el peor efecto de todos no fue el aumento de competencia entre inmobiliarias, sino el total y absoluto desprestigio en que se sumio la profesion, ya que la mayoria de las agencias inmobiliarias que se abrieron al calor del boom inmobiliario estaban regentadas por personas sin los conocimientos ni la preparacion suficiente para intervenir con un minimo de garantias en el mercado inmobiliario .

Esas agencias aplicaron la politica de tierra quemada, donde la satisfaccion del cliente,la honorabilidad y la transparencia en las transacciones inmobiliarias pasaron a un tercer plano, fijandose como unico objetivo el amasar la mayor cantidad de dinero posible en el menor tiempo posible.

Como consecuencia de esta politica de tierra quemada, el prestigio de las agencias inmobiliarias nunca estuvo tan bajo desde hace mas de 50 años, de tal modo que nacieron foros inmobiliarios donde los foreros escupian indignados sus quejas, la mayoria de las veces con razon, los abusos de estas agencias inmobiliarias cuyos dirigentes no eran profesionales ni tenian la menor intencion de dedicar su vida a esa profesion, sino simplemente ganar mucho dinero mientras el chollo inmobiliario durara , para desaparecer despues durante la crisis inmobiliaria .

Respecto a la supuesta competencia entre las agencias inmobiliarias publicas y las privadas podemos decir mas de lo mismo, las agencias inmobiliarias publicas nacen al final del boom inmobiliario con el apoyo de ayuntamientos y comunidades autonomas, sin embargo se olvida el presidente de la Asociación Profesional de Expertos Inmobiliarios ( por cierto sus siglas APEI no son mas que una burda imitacion de las siglas que definian a los agentes de la propiedad inmobiliaria de toda la vida, los APIS )de que fueron ellos los que mas celebraron en su dia de que desapareciera la regulacion normativa que elimino los requisitos legales para acceder a la profesion y que defendieron como nadie la libertad de mercado, asegurando que una mayor competencia seria la panacea para conseguir aumentar el numero de ventas.
Nada mas lejos de la realidad, el numero de ventas aumento por que los precios de los pisos en venta subian pero daño causado a la profesion por el desmesurado numero de agencias inmobiliarias regidas por incompetentas aun sigue en vigor y tardara muchos años de buen hacer de las agencias inmobiliarias que resisten a la crisis para recuperar parte del prestigio que tuvieron frente a la opinion publica.

Las agencias inmobiliarias publicas, seran otro fracaso, por muchas ayudas que se destinen a relanzarlas, ya que estaran regidas por funcionarios que ademas de no tener conocimientos del mercado inmobiliario, tienen el inconveniente añadido de la burocracia , lo que resta la presteza y agilidad con que una agencia inmobiliaria debe adaptarse a los nuevos tiempos.

Que no se queje pues la Asociación Profesional de Expertos Inmobiliarios de exceso de competencia ni de competencia deslean por parte de las administraciones publicas, y si realmente quiere defender la profesion, que empiece a abogar por una homologacion de los conocimientos necesarios para poder abrir una agencia inmobiliaria, bien sumandose al viejo sistema de los agentes de la propiedad inmobiliaria que accedian a la profesion tras superar una oposicion regulada y convocada por el ministerio de vivienda, oposicion en la que era requisito imprescindible para poder presentarse ser diplomado o licenciado universitario, o bien abogando por una carrera universitaria especifica que regule el acceso a la profesion.

Solo los que gozan de una buena preparacion, y mas aun si va acompañada de experiencia no temen a la competencia de otras agencias inmobiliarias, solo temen a que la mala fama que da gente sin preparacion tenga como consecuencia una percepcion por parte de la poblacion de que agencias inmobiliarias son sinonimos de ladrones, estafadores o en el mejor de los casos privilegiados que sin dar un palo al agua ganan cantidades ingentes de dinero.

Los autenticos profesionales saben que el mercado inmobiliario es ciclico, por que lo en los tiempos del boom se preparan para los ciclos bajistas y cuidan muy especialmente a sus clientes en los buenos tiempos para conservarlos en los malos.
Publicar un comentario